fbpx Skip to content

Philip Wilson: “Solo tenemos un planeta y hay que cuidarlo”

La fábrica de Ecofiltro se inauguró en abril del 2012 en la Antigua Guatemala y ya ha distribuido más de 700 mil Ecofiltros en todo el territorio nacional.

Ahorro consciente del agua, uso de artículos reciclables, manejo adecuado de los desechos y muchas acciones más constituyen el llamado de esta empresa para propiciar la cultura ambiental.

Según el sitio ecologiaverde.com, los principales problemas ambientales de Guatemala son la deforestación/erosión del suelo, así como la contaminación del aire y de los recursos hídricos.

Ante esto, la empresa Ecofiltro se ha enfocado durante más de 20 años en solucionar de alguna manera la escasez de agua potable, especialmente en el interior del país, por lo que Win.gt entrevistó Philip Wilson, CEO de esta compañía que ha sido reconocida por sus iniciativas de impacto social y su primera declaración fue que solo tenemos un planeta y hay que cuidarlo.

Al profundizar sobre el peligro que acecha a los recursos hídricos del país, destacó que una persona no puede vivir más de siete días sin agua y aunque en Guatemala esta aún existe en cantidades suficientes, el 90% se encuentra contaminada con E. Coli, bacteria de origen fecal.

Otras fuentes de contaminación son los químicos que contienen los detergentes y otros productos de uso cotidiano. “Pero lo más importante es el ahorro: si hoy lavamos nuestro vehículo con manguera, debemos hacerlo con cubeta; y si nos bañamos con la regadera encendida durante media hora, hay que reducir ese tiempo para no perder tanta agua.

Cuando uno compra un Ecofiltro ya no gasta en garrafones de agua purificada. Este producto tiene un impacto muy grande en el medio ambiente porque reduce el consumo de plástico y promovemos que cuando se termina su vida útil, se puede adaptar como maceta”, recomendó.

Como ejemplo, indicó que cada vez más personas tratan de utilizar vasos fabricados con material reciclable, en lugar de botellas de plástico. También comienza a ganar interés la generación de energía por medio de paneles solares, lo que también es buen negocio porque se pagan en cinco años y duran 25. “En Ecofiltro tomamos la decisión de invertir en ellos, pues debemos eliminar la idea de que hacer algo por el medio ambiente nos va a costar caro”.

Sobre otras acciones específicas de Ecofiltro, Wilson enumeró que se encuentra en marcha un programa masivo de donación de Ecofiltros a escuelas, de los que ya se han entregado más de 40 mil en 5,200 establecimientos, lo que beneficia a 970 mil niños. También se educa a estudiantes y docentes sobre buenas prácticas ambientales, como los riesgos de arrojar basura en los ríos porque también se contaminan los mares.

“Otro impacto positivo del Ecofiltro es que anteriormente, 400 mil familias del área rural que antes hervían el agua con leña, ahora ya no lo hacen, con lo que estamos salvando un aproximado de dos mil árboles maduros al día.

O sea que también se protege un bosque a diario y cuando llueve sobre él, esta agua llena los mantos acuíferos. Si logramos prevenir la tala, vamos a asegurar que esa agua se quede en Guatemala y evitar la desertificación que se observa en muchos países”, añadió.

Oportunidad para emprendedores

Respecto a oportunidades de negocio relacionadas con cuidado del ambiente, Wilson destacó que los mejores emprendimientos serán los que incluyan una propuesta de valor sobre este tema:

“Yo estoy convencido de que los millennials y la gente joven están buscando emprendimientos que tengan una propuesta de valor y un impacto positivo en el medioambiente y si uno combina estas propuestas, no hay empresa que pueda competir con ellas”, —agrega Wilson—, “Además, las personas que son el capital humano, quieren trabajar para empresas conscientes, así que los emprendedores ecológicos van a tener ventaja para atraer talento y los clientes conscientes serán más fieles porque ellos quieren apoyar a una empresa que no solo está enfocada en hacer dinero, sino también quiere cuidar la ecología” puntualiza.

Campaña en marcha

Recientemente, la empresa lanzó la campaña ambiental Hagamos Eco, que durará hasta fines de año y fue diseñada para fomentar una cultura de conciencia ecológica, tomando en cuenta que los recursos que antes se consideraban renovables, ya no lo son.

Así que invitó a visitar el EcoPodcast en el que participan expertos en educación ambiental que crean conciencia sobre el cuidado de los recursos naturales, información que está disponible en el podcast, aparte de un video que puede verse en este enlace.

En la campaña Hagamos Eco pueden participar empresas, familias y público en general.

Además, Ecofiltro lanzará en breve la propuesta EcoFuego, que es parrilla de acero inoxidable que tendrá un costo de Q200 quetzales para una familia en área rural, pero ahorrará Q100 al mes en consumo de leña para hervir agua. Y además, será bueno para el medioambiente porque se va a consumir un 35% menos leña para cocinar.

¿Qué es Ecofiltro?

Esta empresa inició operaciones hace más de 20 años y funcionó como una organización no lucrativa durante la mayor parte de su historia. Philip Wilson, su actual director ejecutivo, llegó a la conclusión de que la falta de agua pura en los hogares rurales de muchos guatemaltecos no podía solucionarse s efectivamente se dependía de donaciones.

Por lo tanto, decidió convertir Ecofiltro en una empresa de impacto, un “social business”, que se enfocaría en un acercamiento híbrido al problema, vendiendo filtros en áreas urbanas para reducir el precio de estos en el interior del país.

La fábrica de Ecofiltro se inauguró en abril del 2012 en la Antigua Guatemala y ya ha distribuido más de 700 mil Ecofiltros en todo el territorio nacional.

Comparte »
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
.
Este contenido

También te podría interesar

¿Tech Startup?

¡Únete a este programa de aceleración y obtén las herramientas necesarias para acelerar tu crecimiento!

Newsletter

Recibe más contenido nuevo en tu bandeja. ¡No haremos spam!

.