fbpx Skip to content

Biorgani impulsa el uso de resinas amigables con el ambiente en Guatemala

Gabriel Salazar tomó la oportunidad de afianzarse de una tecnología emergente para innovar en el mundo de las bioresinas. / Foto: Win.gt

Gabriel Salazar es ingeniero comercial con estudios de negocios en Boston. Un día, sin buscarlo, encontró tecnología emergente que tenía capacidad de producir resinas amigables con el ambiente para la fabricación de plásticos de uso común.

Con gran valentía y ojo crítico, Gabriel decide tomar la oportunidad de empoderarse adquiriendo esta tecnología. Comenzó hace 15 años con la inquietud de migrar plásticos derivados del petróleo a materiales producidos a base de plantas y vegetales como una alternativa a un mundo altamente contaminado. Es así como surge la empresa Biorgani, dedicada al desarrollo y comercio de bioresinas que sean sustituto a los materiales tradicionales derivados del petróleo para industria de empaques.

A partir de ahí, la empresa comienza a tener capacidad de desarrollo y ofrecer las bioresinas para la fabricación de empaque para film y producto rígido. De esa forma, la empresa comenzó a disrumpir el mercado de Guatemala, encontrando oportunidades en mercados internacionales como el Caribe, República Dominicana, Costa Rica y Panamá, entre otros espacios comerciales.

Sin pensarlo demasiado, emprendió y se volvió testigo de las necesidades que podía cubrir con una empresa de esa magnitud. Para hacerlo realidad, comenzó a incorporar las piezas necesarias para hacerlo realidad.

El tema de sostenibilidad y contribuir con el ambiente reduciendo la basura son pasiones que Gabriel ha convertido en una ventana de infinitas oportunidades. Su gran visión hizo que Gabriel tuviera un espacio dentro de los 33 emprendedores de más rápido crecimiento de Guatemala, según el ranking anual Win33. 

Propuesta de valor

La propuesta de valor de Gabriel recae en que los productos que Biorgani produce se acoplan a los procesos tradicionales de la industria de plásticos, es decir, las máquinas que trabajan plásticos, aceptan estas bioresinas. En el mundo existe una demanda y necesidad por productos que se descompongan sin dejar toxina ni rastro en los suelos. Cada vez más los fabricantes se dan cuenta de que el mercado está cambiando.

Además, los esfuerzos del equipo de Biorgani han garantizado la calidad de sus servicios a través de la obtención de certificaciones internacionales. Una resina avalada por certificación global le da confianza a cualquier cliente. Y, aunado a eso, otra característica indispensable de la empresa de Gabriel es que cuentan con un departamento técnico que acompaña la venta. Buscan enseñar a sus clientes sobre el uso de sus bioresinas más que únicamente venderlo.

El uso de bioresinas como un sustituto de las resinas tradicionales genera beneficios más allá de lo básico. Según estadísticas generales, la huella de carbono que representa una bioresina es del 50%, es decir, la mitad de emisión de CO2 que de un polímero de petróleo. Aunque aún hay actividades dentro del proceso de fabricación que no han permitido una eliminación absoluta de energías, la reducción es significativa.

En Biorgani se promueve el uso de los diversos rechazos de fuentes vegetales como el maíz para hacer extraídos para resina. Esto contribuye a un reúso constante de materiales que por años han sido descartados. Buscar estas fuentes que se consideran basura pero se puede buscar opciones para sustituir productos industriales. En término de vida útil, el producto es más amigable que un plástico tradicional. El producto se descompone en menos de un año a la intemperie contra un plástico que se puede degradar de 100 a 800 años.

Metas en 2022

Gabriel apunta a que en los próximos meses sea posible lograr la admisibilidad de su tecnología en el mercado norteamericano (Estados Unidos y México) para focalizar sus ventas a través de proyectos que demandan todo el volumen productivo de plantas establecidas en ese territorio.

La disrupción tecnológica está presente en todo nivel y en todo ámbito laboral. El apoyo al medio ambiente acompañado de herramientas útiles sin duda es lo que impulsará al mundo moderno en una renovación de todos los ecosistemas.

Compártelo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
.
Este contenido

También te podría interesar