fbpx Skip to content

Branson, Bezos y Musk, los tres mosqueteros espaciales

Virgin Galactic, Blue Origin y SpaceX las tres compañías que han dado el primer paso por generar turismo espacial.

No era para nada secreto que los tres fundadores de estas compañías buscaban ser los primeros en viajar al espacio. Siendo Richard Branson, fundador de Virgin Galactic quien lo logró, puesto que el Lunes 12 de julio 2021 a bordo de su avión cohete Unity despegó desde Nuevo México, en Estados Unidos, para pasar un momento de ingravidez fuera de la Tierra.

Richard Branson, muy ávido a diversificar sus inversiones y buscar oportunidades muy visionarias, fundó en 2004 Virgin Galactic, su propia iniciativa para hacer realidad los viajes espaciales comerciales. Su visión, distinta pero no menos ambiciosa que la de Bezos y Musk, era satisfacer los deseos de miles de personas de hacer turismo en la órbita terrestre.

Virgin Galactic se convirtió en 2019 en la primera firma de turismo espacial que cotiza en bolsa de Nueva York, tras fusionarse con la empresa de inversiones Social Capital Hedosophia.

“He soñado con este momento desde que era un niño, pero ir al espacio fue más mágico de lo que jamás imaginé”.
—Richard Branson, Virgin Galactic

La misión de Richard Branson es evaluar la experiencia para abrir estos viajes al público e impulsar la incipiente industria del turismo espacial.

Beth Moses, Instructor en jefe; Sir Richard Branson, Funador de Virgin Galactic; Sirisha Bandla, Vicepresidente de Asuntos Gubernamentales y Operaciones de Investigación; Colin Bennet, Ingeniero principal de operaciones; conformaron la tripulación a bordo del Unity de Virgin Galactic. / Fotografía: Virgin Galactic — Win.gt

Según medios estadounidenses, la empresa tiene ya 600 clientes comprometidos a pagar USD 250 000 para ir al espacio, entre ellos el actor Leonardo DiCaprio y el mismo competidor Elon Musk, fundador de SpaceX.

Jeff Bezos, el segundo a bordo por conquistar el espacio

La primera vez que Jeff Bezos se planteó la idea de llevar a la humanidad a explorar nuevas fronteras en el espacio exterior tenía solo 18 años. Mucho antes de fundar Amazon, la empresa que lo convertiría en la persona más rica del mundo, Bezos ya tenía la inquietud de colonizar otros planetas desde 1982.

Ese año, Bezos se estaba preparando para asistir a la Universidad de Princeton, donde estudiaría Ingeniería Eléctrica y Ciencias de la Computación. En la secundaria Palmetto de Miami, Florida, el joven Jeff había terminado como primero en una clase de 680 estudiantes, por lo que fue elegido para dar el discurso de graduación de la promoción.

Del discurso, que es un presagio de lo que 36 años después ocuparía la mente y una inversión de 500 millones de dólares del hombre más rico del mundo, no quedaría ningún registro de no ser por el periódico local Miami Herald.

El 20 de junio de 1982 el diario publicó un resumen de los discursos de los mejores estudiantes de secundaria de la ciudad en un artículo. Ahí incluyó algunas oraciones que resumen la dirección de Bezos, que ahora sirve como prueba de que el  titán de la industria tecnológica ha estado pensando durante años sobre el futuro de la civilización en el espacio.

“Bezos quiere construir hoteles espaciales, parques de atracciones, yates y colonias para dos o tres millones de personas que orbitan alrededor de la tierra”, dice el artículo del Herald. “La idea es preservar la tierra”, dijo, según el periódico, que señala que el objetivo final de Bezos era sacar a la gente de la tierra y verla convertirse en un gran parque nacional.

La visión de Bezos se empezó a concretar 18 años después de pronunciar su discurso de graduación, cuando en el año 2000 fundó Blue Origin, una empresa de transporte aeroespacial. Blue Origin se perfiló desde un inicio como un prometedor proveedor de la NASA, para misiones oficiales de Estados Unidos, y para vuelos privados al espacio exterior.

El fundador de Amazon no hizo pública la existencia de Blue Origin ni su interés en el espacio hasta 2003. No obstante, Bezos no era el único visionario que podía concebir un futuro en el espacio para la humanidad.

“¡Dios mío! Mis expectativas eran altas y fueron superadas drásticamente”.
—Jeff Bezos, Blue Origin.

Jeff Bezos logró su sueño de volar al espacio el martes 20 de julio del 2021, en una travesía de 11 minutos a bordo de su nave nave New Shepard.

Mark Bezos (hermano de Jeff); Jeff Bezos, fundador de Blue Origin; Oliver Daemen (estudiante); y la pionera de la carrera espacial Wally Funk; conformaron la tripulación del New Shepard. / Fotografía: Blue Origin — Win.gt

El New Shepard, diseñado por Blue Origin, despegó a las 13:12 GMT desde un centro privado de lanzamiento cerca de Van Horn, Texas.

Elon Musk, el pendiente de la lista

Elon Musk, durante la celebración por la inauguración de SpaceX en 2002. / Fotografía: Cortesía

En 2002, Elon Musk, aunque con una fortuna sustancialmente menor a la de Bezos, inauguró SpaceX, momento que quedó inmortalizado en una fotografía en la que se le ve con un par de maracas y unos mariachis. Musk tomó 100 millones de su fortuna personal para financiar su aventura espacial.

Desde un inicio, el equipo de SpaceX serían capaces de reducir el coste de un lanzamiento espacial hasta diez veces y obtener un 70% de margen, si producían por lo menos el 85% de las partes necesarias ellos mismos. Eso marcó la visión de la empresa espacial: integración vertical. No es difícil augurar que SpaceX apunta volverse un proveedor de componentes para naves espaciales, que aún no tienen una fuerte demanda. Es una estrategia que encuentra mucho paralelismo con otra de las empresas de Musk, Tesla, que además de vender vehículos eléctricos, también vende los componentes para que otros fabricantes puedan hacer sus propios carros impulsado por baterías. 

Luego de que SpaceX ganara algunos contratos millonarios –tanto el sector público como el privado–, en noviembre de 2012, Elon Musk anunció su intención de establecer la primera ciudad humana en Marte. Este proyecto se iniciaría en 2018 construyendo la nave en la que enviaría a los grupos pioneros de no más de 10 personas, que serían las encargadas de construir la infraestructura en la que desarrollar la futura ciudad, entre otras labores, como fertilización del suelo y conversión de elementos.

La visión de Musk era formar una colonia en Marte de hasta 80 000 personas y ofrecer viajes regulares que costarían alrededor de USD 500 000. ¿El costo total de instalar a la humanidad en Marte?: USD 36 000 millones.

La carrera privada por dominar el espacio comenzó hace décadas, y Richard Branson con Virgin Galactic, fue el primero en dar un paso importante, seguido por Jeff Bezos con Blue Origin, Elon Musk es el único que no ha realizado el viaje al espacio, aunque su empresa SpaceX es la única que ha salido fuera de órbita en un viaje realizado con la NASA.

Aún no hay ganador claro, ya que esto se definiría al lograr que uno de estos tres belicosos soñadores hagan rentables estas desmesuradas ideas.

Comparte »
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
.
Este contenido

También te podría interesar

¿Tech Startup?

¡Únete a este programa de aceleración y obtén las herramientas necesarias para acelerar tu crecimiento!

Newsletter

Recibe más contenido nuevo en tu bandeja. ¡No haremos spam!

.