fbpx Skip to content

Esta startup es de “Chapines apoyando a Chapines”

Esta startup busca democratizar el acceso a góndola para todos los emprendedores chapines que quieran ofrecer sus productos en SuperChapín.

Un supermercado 100% digital completo, precios competitivos y una entrega eficiente a domicilio que garantiza mantener la cadena de frío, son los pilares de esta compañía, que ya está surtiendo a miles de hogares capitalinos.

SuperChapín es un concepto ideado por mi esposa y socia Ana, que luego fue gratamente compartido por otros tres socios que identificamos la oportunidad. Cuando empezó la crisis de la pandemia COVID-19, probamos hacer nuestro súper en línea con varios supermercados, pero varias experiencias fueron deficientes, debido principalmente a que no cuidaron la integridad de la cadena de frío, entregando pedidos que ya llevaban muchas horas fuera de refrigeración.  Además, la experiencia digital fue difícil, tediosa y confusa”

Así comienza su relato Eric, un empresario de la industria de los call centers, quien es parte de un grupo de empresarios que decidió desarrollar un supermercado en línea completo, con entrega a domicilio al día siguiente; esta tendencia ya estaba aumentando en Guatemala debido al creciente tráfico, inseguridad y falta de tiempo.  Los chapines necesitaban realizar sus compras básicas en línea y ahora con la pandemia, esto se dificultaba aún más por las restricciones de movilidad establecidas por el gobierno en 2020.

“Por otro lado, Guatemala necesita que los empresarios nos comprometamos con nuestro país y estemos suficientemente locos para emprender en medio de una crisis mundial para generar empleo; así que decidimos entrarle a este negocio desde el punto de vista trascendente, proponiéndonos que SuperChapin aporte de manera decisiva para ayudar a generar empleos directos en nuestro centro de distribución, así como ayudar a nuestros proveedores a preservar y multiplicar sus propios empleos.  Esto ayudará un poco a que Guatemala vaya saliendo de esta crisis”, dice.

A un año y medio de su inicio, SuperChapín ya incluye en su página web 40 categorías de productos y 160 subcategorías para totalizar unos 7,500 artículos, que van desde alimentos, abarrotes y licores, hasta una gran variedad de herramientas y electrodomésticos.

Ello implicó equipar el centro de distribución con varios cuartos fríos, de distintas temperaturas, adecuados para frutas y verduras,  para carnes y lácteos e incluso cuartos congelados industriales para ofrecer los mejores cortes de carne, mariscos y hasta helado y hielo.

La empresa diseñó y registró la propiedad intelectual que protege su sistema de entrega a domicilio, mismo que consta de un sistema de GPS propio, supervisión en vivo de sus repartidores desde su “torre de control”, empleados propios y  una flotilla propia de vehículos cuidadosamente diseñados para garantizar la cadena de frío y ofrecer una entrega rápida, inocua  y segura.

Además, la empresa ya le genera negocio a 250 proveedores, “quienes a su vez crecen con nosotros y por ende pueden contratar directamente a más empleados, por lo que para nosotros es muy grato saber que estamos desarrollando una empresa que ayuda a otras. Trabajamos con otros dos socios que son dueños de sus propias compañías, lo que nos permite ser muy audaces en cuanto a la inversión, asegurando la estabilidad y crecimiento de SuperChapín. Entre las empresas de los cuatro socios, ya teníamos 700 empleados directos y ahora ya hemos generado varias decenas de nuevos empleos directos dentro de SuperChapín”.

El proceso de compra

Sobre el sistema de venta y distribución, el empresario explicó que trataron de lograr que la experiencia para el usuario sea lo más sencilla e intuitiva posible, pues los clientes solo tienen que ingresar a la página web https://superchapin.gt/ y pueden empezar a navegar, seleccionar sus productos, agregarlos al carrito y para pagar, hay que darse de alta con sus datos de contacto, medio de pago (tarjeta de crédito en línea o contra entrega) o inclusive cash on delivery y se entrega al día siguiente.

“Es sumamente fácil buscar todas las categorías: carnes, verduras, limpieza, hogar, etc., y a la derecha se encuentran las subcategorías, se hace clic en cualquiera de esos cuadritos y aparece otro carrusel. La página corre rapidísimo y estamos a punto de terminar una última actualización para que se abra en más o menos 2 segundos la página completa con todas las fotos cargadas”, explica.

Superchapin cuenta con 40 motocicletas acondicionadas para llevar alrededor de Q2,000 en productos en cada una, con un tiempo de entrega menor a 30 minutos en el área metropolitana. / Fotografía: Win.gt

En cuanto al delivery, se cuenta con 40 motocicletas acondicionadas para llevar alrededor de Q2,000 en productos en cada una, con un tiempo de entrega menor a 30 minutos en el área metropolitana, incluyendo Carretera a El Salvador (hasta el Km. 26), Ciudad San Cristóbal y otras colonias de Mixco. Si la compra es menor a Q350, se cobra Q25 por el reparto, pero a partir de ese monto, la entrega es gratis.

“Aparte de comida, ya tenemos una amplia línea de electrodomésticos, ferretería, papelería y útiles, medicamentos, vinos, cervezas y licores nacionales e importados, por menor y mayor, por lo que entre nuestros clientes ya tenemos a restaurantes y hoteles de prestigio”, afirma.   

Tres pilares fundamentales

SuperChapín ve el fundamento de su éxito como un rompecabezas formado por tres piezas: la primera es el inventario, pues tiene que haber todo lo que se ofrece en la web con calidad, variedad y buen precio.

La segunda es la experiencia del usuario digital, que debe ser muy sencilla, por lo que en lugar de que el cliente se tarde media hora o 40 minutos en las góndolas digitales, puede recurrir a sus las listas guardadas y hasta las puede dejar reservadas para después, con lo que puede terminar su compra en un par de minutos.

Y la tercera es el delivery, que se hace solamente con empleados propios que reciben prestaciones adicionales a las de la ley, como seguro de vida y de gastos médicos. “Ya todos están vacunados, para seguridad propia y de nuestros clientes”, afirma.

Por lo tanto, entre los planes futuros está la venta de franquicias en todo el país “porque nuestro plan estratégico de negocio es crecer en escala y si eso significa partir el pastel en más pedazos para que haya más dueños. Estamos buscando gente interesada en ciudades grandes como Quetzaltenango, la Antigua Guatemala, Cobán y Escuintla, que quiera compartir con nosotros la meta de alimentar a más guatemaltecos de una manera más económica y segura”.

Por último, indicó que también quiere democratizar el acceso a góndola para todos los emprendedores chapines que quieran ofrecer sus productos en SuperChapín, para que sus emprendimientos se conviertan en “empresas formales y productivas, que generen más empleos para Guatemala”.

Comparte »
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
.
Este contenido

También te podría interesar

Newsletter

Recibe más contenido nuevo en tu bandeja. ¡No haremos spam!

.