fbpx Skip to content

Buscando la razón de mi existencia

Creo que no pude darme un año sabático completo, pero sí logré reflexionar y tomar tiempo para ver hacia el futuro, entender con mayor intensidad mi propósito.
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en facebook
Ilustración: Isa Fares — Win.gt

Hace cinco años anuncié que me daría un año sabático, tenía planes puntuales para hacerlo, entre ellos terminar de escribir un libro, una de mis mayores pasiones.

Por: Alexis Canahui

Parecía una buena idea dedicarme un año a escribir, dar conferencias, y apoyar en juntas directivas de negocios en crecimiento, no precisamente descansar, sino buscar respuestas y reinventarme.

Los expertos en el tema aconsejan que un año sabático antes de entrar a la universidad estimula el éxito, al igual que hacerlo antes de los cuarenta años en etapa de cambio generacional.

He trabajado formalmente desde los 12 años, cuando mis tres hermanos y yo quedamos huérfanos de padre. Era la perfecta justificación, pero entendí que no era la forma correcta, leyendo y consultando comprendí que lo mejor era retractarme.

Pero también encontré un consejo que he tratado de seguir, y es hacer un sabático en 5 años, es decir retirarme 2.5 meses cada año. Algo que también era un reto, considerando que seguiría teniendo las mismas responsabilidades.

Aunque renuncié a la idea, mantuve la determinación de seguir la satisfacción personal, la salud y la armonía familiar, y cada vez que pueda escaparme de la tensión y el estrés laboral; pero al parecer Dios se ocupó de lo que yo no podría, y pasaron muchas cosas extrañas y milagrosas.

Por ejemplo, tener la oportunidad de vivir en la zona 10 junto a mi oficina, viajar varias veces a lugares como New York e Israel y en algunos casos todo pagado, lanzar el libro Traccionable y lograr decenas de notas de prensa en los medios más importantes.

Creo que no pude darme un año sabático completo, pero sí logré reflexionar y tomar tiempo para ver hacia el futuro, entender con mayor intensidad mi propósito.

Lo interesante de este ejercicio fue descubrir que la mayoría de personas se resisten a la idea de un año sabático; hoy creo más en la necesidad de retirarse por un tiempo y encontrarte con la razón de tu existencia.

Síguenos en Instagram

@WinGuatemala

LifeStyle

Te podría interesar

Newsletter

Recibe más contenido nuevo en tu bandeja. ¡No haremos spam!

.