fbpx Skip to content

Pedagogía Waldorf: Un sistema disruptivo e innovador

El acompañamiento de los niños desde su primera infancia es fundamental para formar ciudadanos responsables y activos.

“Nuestro objetivo principal es el de formar seres humanos libres”. Este es el lema con el que Rudolf Steiner fundó el sistema educativo Waldorf en 1919 y que hoy se aplica en unos  2,900 establecimientos educativos en más de 70 países.

 

La Pedagogía Waldorf es uno de los movimientos escolares independientes más grandes a nivel internacional, que se basa en tres etapas principales del desarrollo infantil y se centra en actividades prácticas y juegos creativos:

En la educación preprimaria, se enfoca en la imitación que los niños realizan sobre lo que observan; la primaria se enfoca en el desarrollo de la expresión artística y las capacidades sociales; y en la secundaria, se impulsan el razonamiento y la empatía, informó Manuel Ayau, fundador de TRINUS, que es el único establecimiento en la ciudad de Guatemala que tiene el reconocimiento de las siguientes organizaciones internacionales por su dedicación a la implementación de la pedagogía Waldorf:

 

“TRINUS está comprometido en ayudar a nuestros estudiantes para que obtengan las herramientas con las que puedan dedicarse a lo que les apasiona en la vida, identificados con los valores que quieren mantener para lograr un impacto positivo en la sociedad.

La experiencia educativa en Trinus se basa en 100 años de metodología probada basada en la pedagogía Waldorf y actualmente funciona como una opción de tutor/hogar-escuela donde los estudiantes reciben alrededor del 75% de su formación en inglés y el resto, en español”, explicó.

 

Por medio de la Pedagogía Waldorf, los infantes aprenden haciendo en clase.

¿Cómo funciona?

Desde el inicio, TRINUS sumerge a los niños en entornos ricos en aprendizaje que se alinean con la etapa de desarrollo de cada uno, incluyendo juguetes para estimular su imaginación y creatividad.

Debido a que hay tantas formas en que los niños pueden usar estos objetos, el juego abre vías neuronales en el cerebro que son fundamentales para el aprendizaje académico.

También alienta a los estudiantes a despejar su lugar y empacar todo lo que usaron para limpiar el espacio, les enseña buenas habilidades para la vida, ya que ellos saben que son libres para jugar, pero la expectativa es también que asuman responsabilidades.

 

La creatividad, asociada con la imitación, se estimula desde los 4 ó 5 años de edad.

Al salir del primer ciclo (preprimaria) que coincide con los 7 años de edad, los infantes pasan al grado 1, pues ya no solo imitan, sino que también imaginan con cuentos, artes como el dibujo y comienza el tema aritmético. Los alumnos van llenando sus cuadernos con dibujos sobre lo que el maestro les cuenta y todas las materias se llevan con ejemplos e historias.

En el grado 3 (a los 9 años) los alumnos ya experimentan la conciencia de sí mismos por primera vez y este es un momento en el que se sienten solos, vulnerables y aislados. Se sienten separados de todos los que los rodean y de su entorno, por lo que queremos mostrarles que el mundo en el que viven es hermoso y aprenden sobre la construcción de viviendas. La idea es que conciban su hogar como el lugar donde están seguros.

Al fortalecer su conexión con la tierra, aprenden sobre agricultura, jardinería, textiles y a los 10 años (grado 4) están listos para explorar su individualidad porque miran su entorno de manera más objetiva y crítica.

Las fracciones se introducen a esta edad porque ahora pueden comprender mejor la división de un todo en sus partes, así como asignaturas formales como Historia, Geografía, etc., porque pueden llevarles a explorar y aprender sobre su entorno.

 

En el segundo ciclo, los niños tienen contacto directo con la naturaleza.

A los 11 años, los niños se encuentran en su etapa más equilibrada y creativa de la infancia, por lo que aprende sobre civilizaciones antiguas, como la griega. Se aprovecha para organizar los Juegos Olímpicos de TRINUS, para que exploren el equilibrio del movimiento y las habilidades de sus cuerpos.

A los 13 años, cuando los niños están mucho más despiertos en su individualidad y se vuelven pensadores más críticos, se les lleva al mundo con viajes de descubrimiento, geografía mundial, etc., para entonces introducirlos a las clases más formales correspondientes a la secundaria.

En la tercera etapa de desarrollo (a partir de los 14 años), los jovencitos deben aprender a través de su propio pensamiento y juicio, por lo que se les pide que comprendan material abstracto y se espera que tengan suficiente fundamento y madurez para formar conclusiones usando su propio juicio​. La intención es inculcar en ellos la sensación de que el mundo es verdadero.

 

Las asignaturas más formales inician en el 7º grado, cuando los jovencitos ya tienen conciencia de la responsabilidad.

Los testimonios

Durante una encuesta levantada con padres de familia TRINUS, se obtuvo una serie de comentarios, resumidos en los siguientes:

“Nosotros ya conocemos más acerca de la pedagogía Waldorf y vemos que hay una estructura dentro de ella, por lo que los niños sí aprenden de una forma distinta y se mantienen motivados. A diario notamos que nuestros hijos llegan felices a casa, hablan más acerca de su jornada y experiencias, se sienten libres de crear y están fuera de la rutina que se cumpl con la estructura tradicional”.

“Gracias a la Pedagogía Waldorf, los niños se interesan mucho por todos los temas académicos que van cursando y aprenden motivados de una forma bien estructurada”.

“La pedagogía Waldorf es método con más de 100 años de trayectoria y es lo que estábamos buscando como método alternativo para salir del sistema tradicional de educación. En Europa, este sistema es lo máximo y muy bien reconocido, aparte de que TRINUS cuenta con docentes certificados y con experiencia”.

“Me llama mucho su atención, ver cómo los niños van aprendiendo por medio de las emociones y las técnicas de aprendizaje, que utilizan el movimiento y una experiencia vivencial. Si los pequeños están motivados y felices haciendo lo que les gusta, aprenderán de una forma efectiva”.

 

Docentes y padres de familia interactúan con los estudiantes en diversas actividades extraaula.

Por lo tanto, Manuel Ayau invita a los padres de familia a informarse sobre este método educativo por medio de la página web https://www.trinus.org/ y a conocer las instalaciones de TRINUS, para lo cual puede solicitar una cita al correo info@trinus.org, al whatsapp de admisiones 32869183 o al teléfono 23094502.

 

Comparte »
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
.
Este contenido

También te podría interesar

¿Tech Startup?

¡Únete a este programa de aceleración y obtén las herramientas necesarias para acelerar tu crecimiento!

Newsletter

Recibe más contenido nuevo en tu bandeja. ¡No haremos spam!

.