fbpx Skip to content

Le Mar, un lugar en el pacífico donde se respira felicidad

Le Mar es un hotel y restaurante ubicado en las costas de Sipacate, en el departamento de Escuintla, sobre el pacífico guatemalteco.

Marco Antonio Chea, quien junto a su familia es copropietario de este lugar de mágica paz nos cuenta a Win.gt todos los detalles que debemos saber:

¿Qué podemos encontrar en Le Mar?

Lo que pretendemos es ser un espacio seguro para la comunidad de surfistas de Guatemala y los extranjeros que nos visiten.

Uno de los servicios que ofrecemos aquí en Le Mar, es el day pass que les permitirá disfrutar de la playa en un lugar cómodo y con un ambiente familiar.

Aquí las personas podrán venir a practicar cualquier deporte acuático y podrán disfrutar con la familia, comer rico y disfrutar todo lo que nos ofrezca el mar.

Ofrecemos hamacas y tumbonas y asoleadoras, una cancha de voleibol y una piscina hermosa con vista al mar.

Nos han preguntado mucho que por qué no le ponemos sombra a las asoleadas, pero nuestro enfoque es que aquí puedan venir a broncearse; por eso las mantenemos así, para que puedan tomar el sol y se olviden de las sombras de las oficinas y la ciudad.

La influencer Sue Ellen Castañeda Herrera en la piscina privada de Le Mar. Fotografía Win.gt

¿Qué pueden consumir los visitantes en Le Mar?

Tenemos una carta muy amplia. Ofrecemos desde una hamburguesa hasta una cazuela de mariscos, que es de las más buscadas en toda Guatemala. También puedes pedir una pasta una hamburguesa o un buen caldo de mariscos.

Personalmente, recomiendo la cazuela porque es a base de crema, lleva mejillones, tiene calamar, también camarones, pescado frito, arroz y la verdad es que es deliciosa.

La meca del boogie en Sipacate

Explícanos un poco sobre la clase de exposición que vimos:

Lo que presentamos fue una clase de Boogie Board que la verdad es un deporte mucho más fácil que el sur. Lo que realmente buscamos es el contacto con el mar que le perdamos miedo para que después podamos empezar a surfear.

El surf es mucho más difícil porque necesitas pararte sobre la tabla y tienes que tener mucho más equilibrio el Boogie, por su parte, es mucho más divertido y fácil de aprender tal y como lo vimos hace un momento.

¿Qué se necesita para estas clases?

Es tan fácil que incluso los niños pueden aprenderlo con rapidez. El surf y el Boogie Board se pueden aprender desde temprana edad y tienen por único requisito saber nadar.

Aproximadamente, ¿en cuánto tiempo una persona puede manejar la tabla Boogie?

Mira, va a depender mucho de la persona y de qué tan hábil sea con la tabla, con su balance y con el equilibrio.

Hemos tenido personas que solo se meten al mar, agarran la tabla, toman la primera ola y ya están parados sobre ella; varía mucho en cada persona.

¿Son diferentes las tablas de Boogie Board y de surf?

Sí, la tabla de surf es mucho más grande, más larga y tiene una flotabilidad positiva, es decir que flota mucho más que cualquier otra tabla; básicamente se trata de long boards y short boards.

La tabla de Boogie Board es más fácil de mover.

¿Desde cuándo estás dando clases aquí?

Mira ya llevamos cuatro años y durante este tiempo hemos realizado clases de forma aleatoria. Ahora estamos buscando tener nuestras propias tablas para poder tenerlas y poder ofrecerlas para las personas que quieran aprender boogie y surf.

Sus instalaciones desde la playa. Fotografía Win.gt

Platícanos sobre los inicios de Le Mar:

Antes este espacio era de un canadiense se llamaba The Salty Beaver, únicamente habían 2 habitaciones y era administrado por él y su esposa.

Conforme pasó el tiempo, mi familia se enamoró del lugar. A mí y a mi hermano siempre nos gustó el surf y como familia tenemos una conexión muy grande con la playa; entonces, hace un par de años mi papá decidió comprar este lugar al canadiense y fue así como lo convertimos en Le Mar.

Hoy, es uno de los principales restaurantes de Sipacate y le da trabajo a 5 mujeres, 2 hombres y contamos ya con 8 habitaciones.

Buscamos seguir creciendo con diferentes actividades que podemos ofrecerle al turista guatemalteco y extranjero. Ha durado cuatro años este sueño de nuestra familia.

La familia Chea. Fotografía Win.gt

Superando la pandemia

¿cómo lograron superar el tiempo de crisis de la pandemia?

Fue muy difícil porque al final de cuentas tuvimos que cerrar por 8 meses. No podíamos movilizarnos entre departamentos y toda nuestra cadena de suministros es de la capital, por eso nos afectó muchísimo y debíamos cerrar.

El lugar se quedó totalmente cerrado. Incluso una vez intente venir y me regresaron.

También como es un lugar de mucha afluencia y verlo vacío fue triste y retador.

Ahora todo va cambiando el crecimiento ha sido poco, pero nosotros seguimos en pie de lucha.

Una invitación

Nosotros, como restaurante, seguimos cumpliendo al pie de la letra todas las restricciones que el Gobierno colocó durante la pandemia y no pensamos bajar la guardia.

De nuestra parte, el compromiso que estamos mostrándole al comensal y al huésped es que nuestros protocolos de seguridad se mantendrán, a pesar de que exista un levantamiento de restricciones.

También pueden sentirse en confianza porque este es un lugar abierto, el aire fluye, no hay aire acondicionado en el área del restaurante y eso genera un ambiente más sano. Les esperamos en la  Fraccion 20 lote 1 y 2 Rama Blanca, Sipacate.

¿Cuál creerías que es el plus que ofrece Le Mar?

Es un lugar a la orilla del mar. Hay muy pocos lugares que ofrecen plus de estar frente al mar sin gastar tanto. Nosotros buscamos ser una opción económica para que nuestros clientes puedan disfrutar de la playa y el mar y no necesiten gastar miles de quetzales para tener esa experiencia enriquecedora.

Nuestros precios van desde los Q125 pagas un day pass que te incluye almuerzo y bebida y toda la diversión que puedas tener durante un día completo en un ambiente familiar.

Si buscan hospedarse, también tenemos las 8 habitaciones a disposición de nuestros visitantes.

Tenemos habitaciones desde Q350, por persona, y dependerá mucho si tienen vista al mar o no y si es la visita entre semana o en fin de semana. El precio de una persona extra es de tan sólo Q150.

Esta cantidad incluye el valor del desayuno.

Las tarifas están entonces entre Q 350, Q 550, Q 850 etcétera,

Pueden reservar a través de nuestras redes sociales en Facebook e Instagram, donde aparecemos como LeMar.Gt, o desde el número 5803 5850 en Whats App.

¿Qué otros planes tienen a futuro?

A futuro, nuestro proyecto, es tener más habitaciones. También queremos seguir creciendo y seguir ofreciendo más amenidades a nuestros visitantes, por ejemplo, tener renta de motos alquiler de bicicletas encaminamientos sobre la playa y otros detalles llamativos que atraigan a los visitantes.

Hay países vecinos que saben explotar el potencial de las playas y nosotros buscamos poder embellecer la playa y crear “una playa para todos”, no sólo para aquellos que tengan el privilegio de poder tener una propiedad frente al mar.

Queremos crear una cultura de playa. Por ahora, ofrecemos un lugar bonito, sano, limpio, higiénico y hermoso donde puedan pasársela bien.

¿Qué podrías decirnos sobre el equipo Le Mar?

Nuestro objetivo siempre ha sido contratar mujeres en su gran mayoría porque creemos en ellas.

Contratamos siempre a mujeres que tengan un tema delicado en su familia o en su hogar. Por ejemplo, todas las mujeres que hoy pertenecen al equipo han tenido retos fuertes que superar y metas complicadas.

Una de ellas tiene a su esposo en la cárcel y sufrió abandono de hogar, pero creemos en ella y buscamos apoyarla. Queremos ser ese sustento y apoyo económico para ella su familia y sus hijos.

Todas ellas son el sostén de sus hogares, sus hijos e incluso de sus propios padres. Nos fijamos mucho en la historia de las mujeres para que sepan valorar la oportunidad del trabajo y puedan aportar sus experiencias y su positivismo a nuestro equipo.

Compartir este contenido:

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

Contenido relacionado