fbpx Skip to content

Luis Ibañez: “Así son los negocios, esta vez fue la pandemia…”

Luis Ibañez, es CEO de Licores de Guatemala, el mayor productor y distribuidor de bebidas espirituosas como Zacapa Centenario, Botrán, entre otras. / Fotografía: Win.gt

La cadena productiva, centros de experiencia y distribución de Licores de Guatemala es Carbono Neutral.

Licores de Guatemala, que desde hace más de 40 años comenzó en el tema del cuidado del medio ambiente, cuando aún no existía mayor concienciación al respecto, es una de las pocas empresas en el mundo que logran mitigar de forma propia el 100% de su huella de carbono.

Al frente de Licores de Guatemala, se encuentra Luis Ibañez, quien ha liderado todo este proceso de certificaciones internacionales y que ha conducido la empresa durante los años de pandemia.

¿Qué significa ser emisores cero de Dióxido de Carbono?

Ya no es una moda hablar del cuidado del medio ambiente, hoy en día es una responsabilidad y un requisito indispensable para todos. Los mercados en el mundo son cada vez más exigentes con este tema. Nosotros exportamos alcohol a los países nórdicos, y que el producto sea producido con energía renovable, limpia y con huella de carbono cero es un requisito indispensable.

Aunque en los mercados de nuestra región la conciencia y responsabilidad social con el ambiente aún no está tan presente, podemos ver cómo las nuevas generaciones se lo toman en serio a la hora de comprar productos.

¿Qué tan difícil es para una empresa que está empezando poder operar con energía limpia?

No es difícil. Nosotros empezamos hace más de 40 años, sin embargo para una empresa que está empezando, existen entidades que emiten créditos de carbono; de esta manera, cualquier negocio puede certificar que sus productos han mitigado el efecto de CO2.

No hay contribución pequeña. Cada aporte que hagamos, desde empresas grandes hasta las más pequeñas, todo suma para mitigar el uso que hacemos de la naturaleza.

En lo personal ¿cómo siente este logró?

Cuando uno tiene muchas responsabilidades, como entregar resultados, dirigir la empresa, costos y costos que no generar un retorno inmediato, a veces puede abrumar, pero al ver todo el panorama en retrospectiva, se puede apreciar lo valiosas que son las etapas, y esta etapa es muy gratificante.

Tenemos que dejar un planeta habitable a las nuevas generaciones, es muy irresponsable seguir haciendo usufructo del mundo y la naturaleza sin cuidar los procesos que lo contaminan.

¿Cómo está siendo este tiempo post pandemia para los negocios?

No cabe duda que la pandemia vino a dar muchas lecciones a todos lo negocios a nivel mundial. Una de esas es que «No hay un solo negocio en el mundo que no esté sujeto a condiciones contextuales favorables o desfavorables»; dependiendo del ángulo en que estaban parados los negocios, a algunos la pandemia los golpeó, a otros los empujó a duplicar o triplicar sus ventas.

Así son los negocios, esta vez fue la pandemia, pero la próxima vez puede ser la situación económica de los consumidores, las condiciones climáticas, etc.

¿Cuál es la función de un CEO al frente de un negocio en tiempos desfavorables?

Avisar los vientos que se aproximan y evitarlos en la medida de lo posible. Los que estamos al mando de los negocios tenemos que cambiar el ángulo de nuestras velas para poder aprovechar los vientos a favor y evitar así caer en situaciones complejas.

Nada dura para siempre, si el temporal está mal, en cualquier momento viene la calma. El secreto es tomar fuerte el timón durante los momentos duros, si logras salir de esa que bien. Si no lo logras por alguna razón, tienes que ver con optimismo el panorama y transmitir confianza al equipo para levantarte.

Luis Ibañez, durante el evento de certificación ISO 14064:2006 en Izabal. / Fotografía: Win.gt

¿Cómo ve las oportunidades de negocio en Guatemala?

Hay un potencial importante en Guatemala; el chapin es muy ingenioso y creo que el guatemalteco, a punta de las dificultades se ha vuelto muy recursivo, y por eso encuentra espacios y oportunidades para sobresalir.

El panorama es optimista, por ejemplo en productos vinculados a autenticidad, los productos chapines de toda la vida que se pueden industrializar, empaquetándolos y llevándolos al mundo. También tenemos un talento particular en temas de manufactura y confección. Cuando un país es estable, genera oportunidades para su gente.

Compártelo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
.
Este contenido

También te podría interesar

Newsletter

Recibe más contenido nuevo en tu bandeja. ¡No haremos spam!

.