fbpx Skip to content

Un emprendimiento que llevó la gastronomía garífuna a la Antigua Guatemala

Seremei fue el restaurante que fundó Laura y que nació, precisamente, de la mezcla entre la necesidad y su profundo amor por la cultura garífuna.

Con la mirada puesta en el horizonte —mientras su cabello jugaba con el cuello de su chaqueta oscura—; Laura Aquino, originaria de Puerto Barrios, narró su experiencia como chef de comida garífuna y sus inicios en La Antigua Guatemala: “Nos mudamos a este lado del país hace más de diez años y busqué estudiar en la universidad artes culinarias y administración de restaurantes porque crecí con la idea de querer impulsar la gastronomía guatemalteca”, agregó.

Aquino, quien siente una pasión desbordante por Guatemala y por sus orígenes, describió cómo en otras culturas es el orgullo por lo autóctono lo que ha hecho que su comida sea conocida por todo el mundo; debido a eso ella quiso tener la misión de hacer lo mismo con Guatemala, aunque con la llegada de la pandemia y el fallecimiento de su perrita su mundo dio el giro que le permitió mudarse de casa y encontrar dentro de su ser el nombre y la misión de su emprendimiento.

Cocina garífuna caribeña en Antigua Guatemala

Del agradecimiento a la vida, a los amigos que nunca la abandonaron en momentos difíciles y a los nuevos comienzos que se le presentaron bajo circunstancias específicas, nació Seremei, que, según la joven de 27 años, significa “gracias” en garífuna.

“Mi mayor satisfacción, después de un día completo de trabajo con el tapado, era ver como los platos regresaban vacíos a la cocina, estoy muy orgullosa de ser de Puerto Barrios”, expresó Laura, narrando sus distintas experiencias en la cocina. / Fotografía: Win.gt — Eduardo Montepeque

La chef creó un pedazo de Izabal en medio de las ruinas de La Antigua: “Seremei nació en San Juan del Obispo, luego por cosas de la vida tuve que cerrar y me aventuré a los pop-ups para dar a conocer mi cocina y hasta la fecha ha sido un éxito”, puntualizó.

Según la joven emprendedora, es el tapado y el pan de coco lo que más le piden sus clientes actualmente, aunque ella también prepara otras recetas como rice and beans y tostones o patacones: “Cuando tenía Seremei no había solo comida garífuna, sino una mezcla de cocina caribeña con influencia garífuna”, dijo Aquino. De esta manera, en su cocina también se haya una amplia gama de comida caribeña de otros países, como las almejas estilo caribe colombiano que según la cocinera están inspiradas en la manera en la que comen las almejas en dicho país, o sea, con un sofrito de tomate y cebollas: “En mi restaurante era uno de los platos más vendidos y aún me lo piden”, afirmó.

También, para las personas que no comen mariscos, Laura tuvo opciones distintas en su restaurante como las arepas venezolanas con carne mechada: “Quiero aprender otras gastronomías, pero manteniendo mi amor a mi país porque tengo que admitir que me gusta mucho la cocina del caribe, sobre todo cuando está influenciada con la garífuna”, agregó.

“Mi mayor satisfacción, después de un día completo de trabajo con el tapado, era ver como los platos regresaban vacíos a la cocina, estoy muy orgullosa de ser de Puerto Barrios”, expresó Laura, narrando sus distintas experiencias en la cocina.

A la fecha, muchos clientes la buscan porque quieren sentir un sabor distinto, o sea, comida guatemalteca que no hayan probado. Según Laura, en una ocasión le tocó hacer una cena particular en la que repartió los platos más importantes de la cocina garífuna en cinco diferentes tiempos: “Cuando las personas se fueron me dijeron que esperaban ver el restaurante abierto para la próxima ocasión y espero que así sea”, dijo.

Entonces el hecho de volver a abrir el restaurante en San Juan del Obispo la seduce porque en la actualidad las personas buscan ir a los alrededores de La Antigua para tener distintas experiencias y las rentas en la ciudad colonial nunca han bajado de precio, por el contrario, se han incrementado en los últimos meses. Sin embargo, Laura se ha dedicado a dar a conocer su trabajo en donde le han abierto las puertas: “He trabajado en Uuuhmami, Fermento, cenas con maridaje y eventos privados” agregó la joven chef.

Del corazón de Puerto Barrios a la mesa antigüeña

“Fueron mis amigos quienes me motivaron para que yo empezara a vender mi comida, entonces la primera cosa que empezamos a mover fueron los clásicos burritos que comemos en Puerto Barrios y que son como una mezcla de lo garífuna, lo chapín y lo mexicano, un poco raro”, dijo sonriendo.

“Yo estoy orgullosa de lo que soy y hago, me he abierto mucho espacio entre mis colegas por estar orgullosa de mis raíces y por eso quiero que mi especialidad siempre apunte a lo ancestral”. —Laura Aquino.

La joven guatemalteca explicó que traer la comida garífuna a La Antigua Guatemala le representó una suerte de experimento porque las personas no suelen aceptar el tapado como se come tradicionalmente en Izabal, o sea, con plátano sarazo, yuca cocida y banano verde dentro del caldo. Entonces la joven cocinera trató la manera de presentarlo apetecible para el antigüeño: “Ideé la forma de ponerle patacones y yuca frita, entonces básicamente e ido adaptando las recetas de allá a lo que la gente puede y quiere comer acá”, dijo Laura.

Debido a lo anterior, la cocina de Laura ha ido adquiriendo un tinte distinto que ella misma llama “cocina garífuna de autor” ya que ha modificado levemente recetas tradicionales para que sean mejor aceptadas por los comensales de este lado del país. “Le doy una interpretación distinta a las recetas para decirle a la gente: esto es lo que comemos, pero te lo sirvo de una manera en la que te lo vas a disfrutar”, puntualizó.

Según Aquino, en el caribe se tiende a mezclar mucho lo dulce con lo salado y eso puede crear cierto choque en personas que no están acostumbradas a ello. Sin embargo, la cocina de Laura logra crear una fusión entre ambos gustos, siendo esta característica, lo que la hace deseable y diferente: “El ceviche de la nonna lo hago solo por temporadas porque lleva mango, camarones, cebolla morada y patacones. También están las almejas en salsa roja con coco, el pan de coco y los rice and beans con camarones”, explicó.

A la fecha la joven chef está trabajando en su página web, pero se le puede contactar por las redes sociales para contratar sus servicios y degustar de platillos caribeños distintos nacidos en el corazón de Guatemala.

Compártelo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
.
Este contenido

También te podría interesar