fbpx Skip to content

«Making money», la asignatura pendiente de los emprendimientos sociales

En Guatemala hay muchas startups que han logrado despegar y generar utilidad, algunas de ellas han encontrado tracción y despegan exponencialmente incluso trascendiendo fronteras; pero muy pocas de ellas son de enfoque social.
Philip Wilson se dirige a un grupo de inversionistas en la planta de producción de Ecofiltro en Sacatepequez. / Fotografía: Elder Canahui — Win.gt

El mundo de los negocios es agresivo, y muchas veces suele ser despiadado con quienes se aventuran a crear empresa. Esos hombres y mujeres que van contra todo para alcanzar el éxito.

Hay muchos factores que determinan el éxito en un negocio, determinación, pasión, esfuerzo, etc. Sin embargo, muchos emprendedores se enfocan principalmente en generar dinero, y estaría muy loco ir en contra de ello; pero si el propósito principal es ese, algo no va tan bien.

En Guatemala hay muchas startups que han logrado despegar y generar utilidad, algunas de ellas han encontrado tracción y despegan exponencialmente incluso trascendiendo fronteras; pero muy pocas de ellas son de enfoque social. Aunque podemos mencionar una que en los últimos años crece como la espuma, abriéndose paso de manera impresionante casi por cualquier lado: Ecofiltro. Una idea de negocio que probablemente hemos escuchado más de una vez, y es que su fundador, Philip Wilson ha logrado crear un marketing impresionante, haciéndose escuchar por todos lados.

La misión principal de Ecofiltro es beneficiar a un millón de familias guatemaltecas en áreas rurales. Al ver como esta startup crece exponencialmente en demanda y producción, nos dio por indagar un poco para conocer la fórmula que ha llevado a Philip por tan buenos resultados.

“Muchas personas decían que este era un mal año para los negocios y que el tema de las elecciones nos afectaría. Nosotros al contrario logramos vender USD 4 millones solo durante este año (2019)”, comenta Philip. “Hacer dinero no es contradictorio a una startup de impacto o social”.

Anualmente hay alrededor de USD 2.000 millones de inversión destinados específicamente a emprendimientos sociales de alto impacto. / Fotografía: Elder Canahui — Win.gt

Mientras conversábamos con Philip recibió una visita de un grupo de inversionistas, quienes buscan oportunidades de inversión, solo que únicamente en startups de impacto como lo es Ecofiltro. Anualmente hay alrededor de USD 2.000 millones de inversión destinados específicamente a emprendimientos sociales de alto impacto. Sin embargo, escasean aquellas ideas de negocio que tengan una propuesta de valor que piense en la gente o el medio ambiente; esa es la principal razón a la que atribuye que Ecofiltro se mantenga en constante crecimiento, porque la gente percibe que es una empresa con alma.

“Hay una tendencia global que demuestra cómo los millenials prefieren comprar productos de empresas con alma que buscan impactar positivamente; es el futuro del capitalismo, el capitalismo consciente”. Parece que las startups que logran un crecimiento exponencial temprano son aquellas que saben esto y lo utilizan a su favor. 

“Un emprendimiento es poderoso cuando tiene como meta principal mejorar vidas o mejorar el medio ambiente, si vas por ese camino con esa visión, incluso el mercado te ayuda porque la demanda para este tipo de productos es muy alta”, agrega el fundador de Ecofiltro.

“Las empresas de impacto son las que más éxito obtendrán, porque van a tener más demanda, porque el mercado está esperando más de estas empresas que de las que solo buscan hacer dinero”.
—Philip Wilson, Fundador de EcoFiltro

La fórmula de éxito de Ecofiltro no es ningún secreto, al contrario, Philip busca intensamente que más emprendedores se sumen a crear emprendimientos sociales sostenibles. Él ya logró demostrar que sí se puede hacer impacto de manera rentable. Con Ecofiltro busca dotar de 1 millón de ecofiltros al área rural de Guatemala; quizá en un principio podía sonar una meta ambiciosa, pero cada vez está más cerca de lograrlo.

En la misma línea de encontrar solución a una problemática social, Philip lanzó en el 2019 un artefacto que mitigara la emisión de humo en los hogares de área rural que cocinan a diario con leña, se trata del Ecofuego.

Prototipo del Ecofuego que presentó Philip en 2019. / Fotografía: Win.gt

Guatemala es de los países que más queman leña per capita del mundo; por consecuencia, también es el país con las tasas más elevadas de infección pulmonar. La principal razón es  porque la gente cocina dentro de las casas llenas de humo. Philip comenta: “Quiero comprobar que con el Ecofuego se puede reducir de manera notable el humo en los hogares, y por supuesto, lo vamos a lograr de una manera rentable”.

El reto para los emprendedores es encontrar una solución para problemáticas sociales que enfrentamos como país: medicina, nutrición, educación, energía, etc. Poniendo nuestros ojos en este panorama podremos lograr proponer soluciones y transformarlas en negocios rentables.

Comparte »
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
.
Este contenido

También te podría interesar

¿Tech Startup?

¡Únete a este programa de aceleración y obtén las herramientas necesarias para acelerar tu crecimiento!

Newsletter

Recibe más contenido nuevo en tu bandeja. ¡No haremos spam!

.