fbpx Skip to content

La crisis de contenedores lacera ya la economía guatemalteca

La pandemia del Covid-19 trajo consigo el cierre temporal de muchos puertos en todo el mundo, desde entonces la industria exportadora lucha por mantener abastecido al mercado guatemalteco.

Años atrás, el cierre de puertos tan imprescindibles como el de Shanghái era imposible; sin embargo, ocurrió y se multiplicó, este hecho insólito llegó a romper los ciclos exactos (JIT Just in time) que la industria de la exportación e importación manejaba y los empresarios del mundo luchan por superar este reto comercial.

Guatemala maneja un 90% de sus productos, con base a la importación. Ese mismo porcentaje se vio afectado con retrasos de hasta 90 días en la llegada de sus mercaderías y productos.

Hasta 2021 el nivel de retraso en la entrega de cargas era de 0, hoy es de un 5. Hay 5 veces más retraso de lo que se manejaba un año atrás y esto causa decrecimiento en exportaciones.

Aunado a esto el precio de importación se cuadruplicó en tiempo de pandemia. Aún con tanto en contra, el consumidor final no percibía tal crisis en los precios en sus consumos y compras… Hasta ahora, por tanto es necesario encontrar soluciones.

Salida a la crisis

Ya desde el año pasado y a nivel mundial se orquestaba y explotaba la idea de los transportes consolidados que llegaban como una solución a las millonarias pérdidas con los “embarques en cola”. La acumulación de carga en puertos más la escasez de suministros para los países productores crean un caldo de cultivo que lacera a la economía mundial.

El precio de los barcos varados

Ignacio Valls, director ejecutivo de Almacenadora del País, le detalla a Win.gt que el aumento en las exportaciones por estos retrasos, golpearon fuertemente a los empresarios.

Lo que bien pudo haber costado US$4 mil por trasladar un contenedor desde Asia hacia nuestro país, bien pudo cuadriplicarse en precios.

Las bodegas mantienen mayor ocupación de mercadería, persiste la preocupación por los precios crecientes de materias primas y el retraso en entregas afecta a toda industria. La escalada de precios es inevitable.

“Desde enero de 2021 se pudo ver claramente la crisis de los contenedores, a inicios de 2022 inicia la crisis energética en la unión europea con el incremento de los precios de energía (cerca del 40%) y finalmente en febrero del 2022 estalla la guerra Rusia- Ucrania que trae problemas en general”, explica Valls.

¿Cómo afecta a Guatemala?

Valls indica “Nosotros somos importadores de maíz, trigo … pero afecta principalmente en el factor de energía como petróleo y gas natural”.

Además, señala que Rusia es un gran exportador mundial de fertilizantes nitrogenados y que su escasez e incremento de precios también afecta inmediata como fuertemente al país.

El efecto ha tardado en llegar a nuestro país, pero comienza a hacerse notar en el índice de precios del consumidor.

Hay productos que Guatemala exporta que también se han visto afectados como el azúcar, la soya, el cacao, los aceites y otros.

El precio en general de los cereales, la comida y aceites vegetales denotan una escalada a partir de la pandemia y que la población a penas comienza a sentir ahora con un incremento a su valor.

Positivos y resilientes

Sin embargo, no todo debe ser visto desde un ángulo negativo, Valls coloca contrapeso a estos datos apostándole a un panorama “menos malo” que el que enfrentarán otros países.

Hechos como un sistema bancario sólido, estable y conservador protegiendo a la economía nacional y ser el país con menor deuda pública en toda Latinoamérica nos hacen ser un país resiliente ante estos cambios y mantener un riesgo bajo. Las remesas son otro factor a favor.

Macroeconómicamente, Guatemala no está mal.

El gran reto sería mejorar la infraestructura que ayude, en nuestras fronteras, a movilizar los productos de mejor forma. La inversión en infraestructura facilitaría la logística y distribución.

Cargas consolidadas

María Dolores Contreras, directora general de oceánica Guatemala y El Salvador, afinca la teoría que se centra en ser positivos y señala “los guatemaltecos estamos acostumbrados a vivir en crisis. Todo el tiempo tenemos crisis en todos los sectores de nuestro país y eso nos ha hecho muy resilientes y de encontrarle la vuelta a la crisis y eso se ve reflejado en la macroeconomía de Guatemala”.

Añade también que los números guatemaltecos son mejores que los europeos y los estadounidenses.

Explica que los empresarios debieron cambiar sus logísticas de importaciones para no quedar fuera del mercado por no tener inventarios. “Desde hace 2 años han debido cambiar su cadena logística pues cada vez ha sido mayor el tiempo (de importación)”.

Lo que antes era un tránsito de 30 días para importar ahora puede ser de 120 días, su impacto es enorme y exige reestructuración de procesos para ingresar mercaderías.

Señala que en sus 25 años de trabajo en este rubro nunca había visto un momento en el que toda la cadena de importación de suministros estuviera estresada y con crisis. Sin embargo, aduce que una salida a la crisis es la carga consolidada.

Contreras señala a la carga consolidada como una salida a toda esta problemática.

*La carga consolidada o less than truck (LTL) es un tipo de carga que combina envíos de varias compañías, que comparten el espacio y los costos del transporte según su mercancía y reduce tiempos, costos y agiliza toda movilización.

Al llegar al país el producto importado, con carga consolidada, hay empresas como Oceánica, que los desconsolida y divide los impuestos y los maneja de forma individual. Señalan que esta es una salida mucho más rápida y barata para mover los valores.

Carga suelta

Por un contenedor completo venido de India que pudo haber costado US$ 4mil, llegó a pagarse, recientemente, más de US$ 20mil.

Heidy Dávila Colindres, gerente comercial oceánica Guatemala, explica que la carga suelta, que se unen en un contenedor permite unir muchos pedidos pequeños, llenar rápidamente los contenedores y evita esperar grandes cantidades de carga para llenar grandes contenedores.

Se unifican los pedidos y ellos realizan todas las gestiones en puertos de salida y puertos de ingreso.

Al llegar al país, los productos se almacenan en bodegas fiscales, que también agilizan y facilitan el acceso a los productos.

Feria del Consolidado

La empresa Oceánica Internacional realizará lo que llaman la Feria del Consolidado para unificar a importadores y crear un bloque más sólido y unido ante la crisis.

Es la primera feria de este tipo y se ha creado debido a la necesidad latente. Se llevará a cabo el martes 19 de julio en el Hotel Westin Camino Real.

El llamado es a importadores en general y únicamente solicitan confirmar su asistencia al número teléfónico 2205-7700 o a los correos hdavila@oceanica.ws y ventasgt@oceanica.ws

Según María Dolores Contreras, tan solo en pandemia, la carga consolidada a aumentado en un 25% en nuestro país y se avizora como una salida a una problemática que no plantea un fin cercano.

Compártelo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
.
Este contenido

También te podría interesar