fbpx Skip to content

9 factores que mejoraron la calificación de Guatemala por Fitch Ratings

Fitch proyecta que la inflación comience a moderarse a mediados de 2023 y alcance el 5.5% a fines de año.

Recientemente, la agencia calificadora de riesgo Fitch Ratings mejoró la calificación crediticia de Guatemala de BB- (perspectiva positiva) a BB (perspectiva estable).

De acuerdo con las autoridades económicas y financieras del país, la mejora en la calificación que brinda Fitch Ratings, influye en la atracción de inversión nacional y extranjera, lo cual se traduce en la generación de mayores ingresos y oportunidades de empleo para los guatemaltecos.

Pero… ¿Cuáles son los factores clave que analiza esta agencia calificadora de riesgo para cambiar (positiva o negativamente) la ponderación crediticia de los países?

En su portal de Internet, Fitch Ratings enumera 9 factores claves que llevaron a la mejora de la evaluación de Guatemala:

1. Resiliencia económica pospandemia

Fitch valoró que el Producto Interno Bruto (PIB) creció 4% en 2022 luego de una fuerte recuperación de 8% en 2021 y una pequeña contracción de 1.8% en 2020.

Para esta agencia, esto representa una de las recuperaciones más sólidas entre calificadores y pares regionales, que se ha logrado sin apoyo de políticas a gran escala, y a pesar de las adversidades de los términos de intercambio en el último año. El sólido desempeño fue impulsado por el aumento de la entrada de remesas, el crédito y las exportaciones sólidas.

Si bien Fitch ve que estos factores impulsarán este año 2023, espera que la actividad económica se desacelere modestamente a 3.3%, debido a una desaceleración en el crecimiento global.

2. Crecimiento potencial moderado

A mediano plazo, Fitch espera que el crecimiento converja a su potencial de 3.5%, que se compara favorablemente con sus pares regionales, no obstante es bajo en el contexto de un alto crecimiento de la población.

Las perspectivas de crecimiento siguen restringidas por cuellos de botella de infraestructura y capital humano de larga data, pero el país enfrenta algunas ventajas de la tendencia mundial de «localización cercana» (es decir que Guatemala está bien posicionada, lo que representa una ventaja), además de la urbanización en curso.

Sin embargo, Fitch reconoce las aprobaciones de los últimos años del Gobierno, en cuanto a reformas para capitalizar estas perspectivas de inversión (por ejemplo, las relacionadas con procedimientos de insolvencia y trabajo a tiempo parcial) y el avance en los acuerdos de libre comercio.

3. Liquidez externa robusta

Fitch espera que el superávit en cuenta corriente de Guatemala se modere de un 1.5% del PIB estimado en 2022 a un 1% del PIB en 2023, lo que refleja una fuerte demanda interna, pero respaldada por el crecimiento continuo de las exportaciones y las remesas, a pesar de la desaceleración de Estados Unidos (EE. UU.). Fitch espera que las reservas de divisas se mantengan altas.

«Las reservas han aumentado en los últimos años a pesar de una modesta disminución en 2022 y representan 6.4 meses de pagos externos actuales, por encima de la mediana ‘BB’ de 4.5. Esto se ha logrado sin un endeudamiento externo soberano importante, elevando la posición de activos extranjeros netos soberanos hasta el 10% del PIB, que es una de las más altas entre los pares ‘BB’ y la más alta de América Latina», se lee en el informe de la agencia.

4. Déficits fiscales bajos

Fitch resalta que el déficit fiscal del Gobierno Central (GC) se debilitó levemente del 1.2% del PIB en 2021 al 1.7% en 2022, ya que la mejora de los ingresos se vio contrarrestada por un aumento del gasto debido a las medidas para abordar las presiones del costo de vida.

La agencia espera que el déficit del GC aumente moderadamente a 2% en 2023 y en el período de pronóstico. El déficit del Gobierno General (GG) de 1% en 2022 es menor, dado que también captura el superávit del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), que está muy por debajo de la mediana ‘BB’ de 3.2%.

5. Mejora fiscal

El informe resalta que los ingresos fiscales siguen siendo bajos, pero aumentaron notablemente del 10.5% del PIB en 2019, al 12.1% en 2022.

«Es difícil determinar en qué medida esta mejora refleja factores estructurales versus cíclicos, pero Fitch cree que podría ser en gran medida de naturaleza estructural, reflejando mejoras administrativas tomadas por la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT). El desempeño superior de la SAT en las metas de recaudación de impuestos podría mejorar la flexibilidad fiscal en medio de un perfil de gasto cada vez más rígido, aunque esto podría seguir siendo un desafío. La asignación de ingresos representa el 90% de los gastos, y el gasto de capital muy necesario se comprimió durante la última década debido al aumento de los gastos corrientes», detalla el texto.

6. Deuda local cubre las bajas necesidades de financiamiento

Fitch estima que los bajos déficits fiscales mantendrán estable la deuda del Gobierno Central en torno al 29% del PIB y la deuda de Gobierno General (consolidando las tenencias del IGSS) en 26.4%, en comparación con la mediana de ‘BB’ de 54.6%. Sin embargo, los intereses/ingresos de Gobierno General del 9.2% se comparan de manera menos favorable y están en línea con la mediana de ‘BB’ dada una baja recaudación de impuestos.

«En 2022, las bajas necesidades de financiamiento de Guatemala fueron cubiertas por fuentes internas, en contraste con la mayoría de los pares calificadores que dependieron más de emisiones multilaterales y de eurobonos. La participación en moneda extranjera de la deuda del Gobierno Central mejoró del 58% al 43% en la década hasta 2022, lo que refleja un mayor endeudamiento interno versus externo, y ahora está por debajo de la mediana ‘BB'».

7. Inflación alta, política monetaria acomodaticia

La inflación aumentó al 9.7% interanual en enero desde el 2.9% del año anterior, impulsada por los precios del combustible y los alimentos.

El Banco de Guatemala (Banguat) ha respondido, elevando su Tasa de Interés Líder de Política Monetaria desde principio de 2022 (el último ajuste fue este miércoles 22 de febrero de 2023, y pasó de 4.25% a 4.50%), como parte de una estrategia gradual, para que la inflación converja a la meta sin afectar las perspectivas de crecimiento económico. Lo que para Fitch representa una postura de política monetaria acomodaticia en contraste con la mayoría de sus pares regionales.

Banco de Guatemala —Banguat—. / Fotografía: Win.gt

“La postura acomodaticia del Banguat refleja que la mayor parte del aumento de la inflación se debe a factores importados que se espera, disminuyan, ya que la inflación subyacente en torno al 5% indica presiones más moderadas del lado de la demanda, así como la ausencia de presiones cambiarias”.

Fitch proyecta que la inflación comience a moderarse a mediados de 2023 y alcance el 5.5% a fines de año, ya que el componente importado cae en medio del endurecimiento continuo de las condiciones financieras mundiales y la desaceleración del crecimiento global.

8. Desafíos de gobernabilidad antes de las Elecciones

Un panorama político fragmentado presagia unas Elecciones Generales altamente competitivas e inciertas para el próximo 25 de junio. El historial de política fiscal conservadora de Guatemala y un banco central independiente, han anclado la continuidad de la política en el pasado y es probable que impidan desviaciones importantes de la política en opinión de Fitch. Sin embargo, dada la fragmentación política, las perspectivas de nuevas reformas no están claras.

Los puntajes de gobernabilidad han caído del 31% en 2010 al 26% en 2022, principalmente debido al deterioro en el control de la corrupción y el estado de derecho.

«Esto probablemente refleja la interferencia de las administraciones actuales y anteriores en el progreso judicial relacionado a la corrupción, que implicó la disolución de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) respaldado por la Organización de las Nacionaes Unidas (ONU) en 2019 y las recientes destituciones de figuras independientes».

9. Gobernanza

El informe de Fitch Ratings resalta que Guatemala tiene un puntaje de relevancia de ‘5’, tanto para la estabilidad y derechos políticos como para el estado de derecho, calidad institucional y regulatoria y control de la corrupción.

«Estos puntajes reflejan el alto peso que los Indicadores de Gobernanza del Banco Mundial (WBGI) tienen en nuestro Modelo de Calificación Soberana patentado». Guatemala tiene una clasificación baja en el WBGI en el percentil 26, lo que refleja derechos relativamente débiles para participar en el proceso político, capacidad institucional débil, aplicación desigual del estado de derecho y un alto nivel de corrupción.

En resumen, y de acuerdo con la agencia calificadora de riesgo Fitch Ratings, la mejora en la calficación crediticia de Guatemala de BB- (perspectiva positiva) a BB (perspectiva estable), refleja la fuerte recuperación fiscal y económica de Guatemala, así como las métricas externas positivas luego de los años más álgidos de la pandemia y los choques de precios globales.

«La recuperación del Producto Interno Bruto (PIB) real pospandemia fue una de las más rápidas de América Latina. Los déficits fiscales y la deuda siguen siendo los más bajos en la categoría ‘BB’ y se han beneficiado de una mejor recaudación de impuestos. Los superávits en cuenta corriente han mejorado las ya sólidas métricas de solvencia y liquidez externa».

Sin embargo, las calificaciones de Fitch siguen limitadas por puntajes de gobernanza excepcionalmente débiles, que se han deteriorado aún más en los últimos años, y bajos indicadores de desarrollo humano. La administración ha sido capaz de superar el estancamiento del Congreso para aprobar reformas y presupuestos; sin embargo, esto podría seguir siendo un desafío para el próximo Gobierno después de las Elecciones Generales de este año 2023, dado un panorama político muy fragmentado.

Compártelo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Este contenido

También te podría interesar

Contenido

de Negocios

a un clickazo

Recibe contenido nuevo en tu bandeja de correo cada semana.

.