fbpx Skip to content

Este es el restaurante de moda en la Antigua Guatemala

Ambiente familiar, buena comida y precios accesibles caracterizan a esta nueva propuesta gastronómica.

Estuardo Juárez ha emprendido en muchos tipos de negocio, principalmente los relacionados con el servicio de comida. Y no siempre ha triunfado, pero cada vez ha aprendido más y ahora es el exitoso propietario de la cadena de  restaurantes Ay Carmela.

Durante una entrevista con Alexis Canahui, director de Win.gt, comentó su historia indicando que su vida fue marcada por su progenitora, cuyo ejemplo le ha servido para impulsarlo a no darse por vencido. “Ella ha trabajado en muchas cosas desde que yo era pequeño y heredé parte de su carácter. Es la mujer más emprendedora que yo conozco y siempre me enseñó a caminar e intentar hacer las cosas.

Hace mucho tiempo, una niña me gustaba mucho y para una Navidad, me preguntó si yo no iba a estrenar ropa, sin notar que ya la traía puesta. Ahí comencé a ambicionar cosas, así que mi mamá enseñó a preparar hamburguesas y las vendía a Q5. Entonces aprendí que vendiendo comida, me podía ir muy bien”, narra.

Por la situación económica familiar, a los 16 años viajó a los Estados Unidos sin documentos, donde tuvo que barrer y trapear en un restaurante de comida rápida. Al regresar, comenzó a montar negocios en el área de comida, pero por la falta de experiencia, cometió varios errores, que han formado parte de la enseñanza recibida.

“Como cualquier emprendedor, al inicio me quería comer el mundo, así que creé varias empresas en el camino: la primera fue “Las Hamburguesas” que no funcionó; luego fundé “Mis Hamburguesas” que también quebró. Me fui por el área del café, que se volvió parte de mi vida, así que abrí una cafetería, pero tampoco me fue bien. Entonces me vi en la necesidad de regresar a lo que conocía que eran las hamburguesas.

Así nació “Guateburger” que llegó a tener 115 puntos de venta (50 propios y 65 franquicias), pero obviamente queríamos crecer y lo que me faltó fue rodearme de gente contraria a mí para lograr que funcionaran mejor. Algo que sí cambiaría de mi experiencia es no haber suspendido mis estudios, pues se necesita de preparación para poder dirigir grandes empresas”.

 

Durante la entrevista, Estuardo Juárez compartió su historia de vida, lecciones aprendidas y éxitos.

Pero al poco tiempo, los locales de hamburguesas de Juárez fueron víctimas de las extorsiones, lo que le obligó a cerrar muchos de ellos, por lo que tuvo que pensar en una nueva propuesta de valor: un lugar que diferente con bonitas instalaciones y buena comida a precios accesibles, donde las familias pudieran comer bien y relajarse.

Como le gustaba el estilo de la Antigua Guatemala, decidió abrir su restaurante en esa ciudad y así nació Ay Carmela. Debido a que no se vende licor, la mayoría de sus clientes son padres de familia que llegan con sus hijos (niños y adolescentes), pues confían en que es un lugar sano.

Entre sus platillos más emblemáticos están los “Monster Shakes”, que es una combinación de tacos mexicanos con helados, ya que el restaurante se especializa en comida mexicana tipo “tex mex”. Y para reducir costos, cuenta con un centro de producción, que reparte la comida para que solo sea calentada en los negocios, con la debida preparación.

Ahora hay tres Ay Carmela: En Antigua Guatemala, en Bosques de San Nicolás, Mixco, y en la zona 10 capitalina. “Nuestra meta final a mediano plazo es llegar a tener 6 puntos de venta en zonas estratégicas: Este año terminamos uno en Villa Nueva, en el 2022 queremos abrir en Carretera El Salvador y en ruta al Atlántico; y en un futuro, haremos un estudio de mercado en Quetzaltenango y otras ciudades. Creo que nuestro modelo de negocio ha ido muy bien porque es una forma sana de crecer”, afirma.

 

Ay Carmela ya está en la zona 10 y en la colonia Bosques de San Nicolás, Mixco.

Para los emprendedores, Juárez brindó varios consejos: “Una de las cosas más importantes es saber que el problema siempre es de administración. En Guatemala hay gente que quiere crecer y lo que falta son personas con ideas. Es necesario  enfocarse en el orden en la empresa, validar el negocio para asegurar las ganancias y delegar las áreas que a veces uno considera indelegables.

Para crecer también es clave tener a las personas indicadas en la empresa y si creemos que el negocio tiene demanda, se debe de estudiar bien el mercado. Uno de los errores que cometí fue llevar mis empresas anteriores a lugares donde no funcionaban.

Ay Carmela nació cuando ya estaba el “boom” de las redes sociales y aprendimos a comunicar por medio de ellas. Nuestro restaurante era un emprendimiento y cuando comenzamos, ya liderábamos las redes sociales en un momento en que los demás restaurantes empezaban a utilizarlas”, concluye.

 

Los platillos mexicanos para desayuno, almuerzo o cena son la especialidad de la casa.
Comparte »
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
.
Este contenido

También te podría interesar

Newsletter

Recibe más contenido nuevo en tu bandeja. ¡No haremos spam!

.